Sharing is caring!

Dicen que los clásicos no pasan de moda, pero no caben dudas de que si hay algo que es un clásico y no ha pasado de moda son los caramelos pez. ¿Da un poco de nostalgia, no? La verdad es que a nosotros también. Y es que hay algunas golosinas especiales que sus sabores nos llevan de viaje hacia lugares que creíamos tener olvidados.

Por este motivo, si se quiere rememorar la infancia o simplemente conocerlos, qué mejor que probar muestras gratis de las famosas pastillas pez y disfrutar de sus increíbles sabores. Para quienes sean fanáticos de los sabores dulces, esta golosina es perfecta.

Para quienes no tengan idea de lo que estamos hablando, los caramelos pez son muy antiguos, pequeños y deliciosos que vienen dentro de unos dispensadores automáticos, y, en su extremo superior, está decorado con la cabeza de un popular personaje.

Gracias a esta innovación es que, en ese entonces y ahora, siguen siendo los favoritos de los chicos, y no tan chicos.

Una de las grandes incógnitas es de donde proviene su nombre, y es que su creador, Eduard Hass, un emprendedor austríaco, los bautizó “pez” que viene de “Pfefferminz” que en alemán significa menta.

Lo importante es que, hasta el día de hoy, esta marca sigue creando e innovando con nuevos deliciosos sabores y texturas. No obstante, sigue conservando su esencia, fórmula y diseño original, lo que la vuelve distintiva y llamativa frente a la competencia.

Ahora bien, en el post de hoy hablaremos sobre el origen de estas famosas golosinas, cuáles son los sabores de los caramelos pez y algunas curiosidades que seguramente llamarán la atención de más de uno.

Historia de los caramelos pez

Historia de los caramelos pez

El origen de estos caramelos se remonta al año 1927, en la ciudad de Viena, Austria, en donde el emprendedor Eduard Haas III, proveniente de una reconocida y adinerada familia de médicos y comerciantes, se alejó del mundo empresarial para adentrarse en la alimentación y fue quien creó estas golosinas que hasta el día de hoy son icónicas, revolucionaras y, sin dudas, marcaron un antes y un después.

En su ciudad, Eduard consiguió extracto de menta, Pfefferminz, en alemán, y gracias a sus conocimientos en química, logró elaborar estos pequeños y planos caramelos con el objetivo de refrescar y mejorar el persistente aliento a cigarrillo, ya que en ese entonces era muy común fumar y mascar tabaco. 

¡Solo le llevo ocho años abrir una gran fábrica! Evidentemente el éxito fue tanto que, en poco tiempo, el negocio se convirtió en una sensación de ventas. Su fábrica, llamada Checoslovaquia, le permitió aumentar la producción de estas golosinas.

Recién unos años después, posteriormente a la finalización de la Segunda Guerra Mundial, fue cuando llegó el gran auge de PEZ consolidándose y creando lo que hoy conocemos como su envase: el dispensador.

En 1948 fue Oscar Uxa quien diseño estos expendedores con el objetivo de que los usuarios no debieran tocar los caramelos con sus propias manos.

Aprovechando una campaña antitabaco, fue este ingeniero quien creó el primer dispensador con forma de encendedor para ofrecer caramelos. Fue gracias a este diseño que el expendedor se volvió muy popular en la alta sociedad.

Ya en 1952, PEZ asaltó el mercado americano con la finalidad de introducir el Publio infantil, por ello es que se empezaron a fabricar diferentes sabores frutales y a decorar con las cabezas de populares personajes infantiles como Mickey Mousse y Santa Claus. Hoy en día podemos encontrar los caramelos pez de Harry Potter o la casa de papel, entre otros.

Sabores de los caramelos pez

Si bien los dulces, azucares y golosinas no son bien vistas en una alimentación saludable o para mantener una dentadura sana, un permitido no se le niega a nadie. Y menos tratándose de estos famosos caramelos que tanto gustan.

Algo para destacar de estas golosinas es que son veganas y las materias primas utilizadas provienen de la agricultura tradicional. En su composición no incluyen lactosa y gluten, por lo que los celíacos pueden consumirlos.

En cuando a los aromas y colorantes, son completamentenaturales a excepción de la mezcla de frutas ácidas Sour Mix, que le incorporael colorante artificial «azul brillante FCP» que deja un tinte azulen la lengua.

Como bien adelantamos en la historia, en sus comienzos estos caramelos solo eran de menta, pero luego fueron incorporándose otros gustos para atraer al público infantil, y la verdad es que fueron muy bien aceptados.

Sabores afrutados

Los caramelos pez de fruta fueron los primeros sabores que se incorporaron luego de menta, con un gran éxito. Entre ellos se pueden encontrar frutas como: mandarina, mango, lichi, fresa, cereza, nashi, plátano, naranja, limón y frambuesa.

Sabores especiales

En cuanto a las ediciones especiales, aquí podemos encontrar sabores un poco más extraños para ser golosinas, pero si aún no se sabe cuál es el mejor café molido, es porque no han probado los caramelos pez de café. También hay sabor cola, menta sin azúcar, sour mix y efervescente.

Curiosidades de los caramelos pez

Curiosidades de los caramelos pez

Aquí vamos a contar sobre tres de las curiosidades más famosasacerca de estos caramelos:

Máquinas expendedoras

Estas fueron creadas con el objetivo de aumentar el grado de popularidad y conocimiento de la marca. Entre los años 50 hasta los 80 hubo cerca de 35.000 máquinas en funcionamiento en toda Austria y Alemania.

Chicas PEZ

Y si de marketing conocían, la marca desarrollo una gran estrategia de venta que consistía en que diferentes chicas jóvenes y guapas se vistieran con un llamativo uniforme y distribuyeran muestras de caramelos, con las palabras mágicas: “¿Ya PEZea usted?

Leyendas

En el año 2007, con la excusa del aniversario de la muerte de Elvis, la marca creo un set de regalo especial. Luego, tres años después, la famosa banda de rock Nickelback fue caracterizada por los dispensadores personalizados.

Por último, en el año 2011, se crearon los expendedores de Catalina Middleton y el príncipe Guillermo que fueron subastados por 13.300 USD, que fueron destinados a fines benéficos.

Pues bien, como resumen de todo lo que hemos aquí contado, podemos afirmar que estos caramelos con casi más de cien años de edad, siguen siendo los favoritos de niños, jóvenes y adultos, ya que se han ganado el corazón de más de uno con la decoración en el dispensador de la cabeza de sus personajes favoritos de siempre.

Podemos ver que son caramelos que no pasarán de moda y que día a día se siguen reinventando, ya sea en sus sabores y texturas para no dejar de sorprender con su diseño tan característico.

Sharing is caring!