Sharing is caring!

¿Ya has reservado tu calendario de adviento Kinder para esta Navidad? Sí, es cierto que aún falta, pero en un abrir y cerrar de ojos este mes y medio se pasará volando y los productos, se agotan. Por suerte, en el mercado hay una gran variedad de calendarios de adviento de chocolate y de eso queremos hablar hoy.

Si tenemos niños en casa y preferimos hacerlos nosotros mismos, es una gran actividad para compartir en familia, pues de eso también se trata esta festividad. Lo mejor que podemos hacer es conseguir muestras gratis de nuestros chocolates favoritos y así ir colocando uno por cada día.

Un calendario de adviento es una de las tradiciones navideñas que más llaman la atención de los pequeños de la casa, sobre todo cuando se encuentran con la sorpresa de un chocolate o golosina dentro de cada día.

Se suele empezar con el primer bomboncito el 1 de diciembre y terminar el 24 de diciembre, el día de Nochebuena. La idea que tiene este regalo es hacer una cuenta atrás para saber cuántos días faltan para Navidad.

En el día de hoy, te traemos un artículo en donde vamos a contar el origen de esta tradición tan adoptada por las familias, y vamos a enseñar cuáles son los calendarios de adviento que podemos elegir del chocolate más famoso y aclamado por niños y no tan niños: el Kinder.

Por último, dejamos una breve receta de bombones de chocolate Kinder bueno por si queremos hacerlos caseros y armar nuestro propio calendario de adviento de chocolate. Sin duda, un plan muy divertido.

Origen del calendario de adviento

Origen del calendario de adviento

Una de las reglas básicas de la alimentación es informarnos sobre cada cosa que consumimos. Ya sean ingredientes, elaboración o, por qué no, su origen. Cuando algo apasiona y es realmente interesante, es inevitable querer saber todo. Y esto ocurre con el calendario de adviento.

Existen diferentes versiones en el mercado, desde comestibles, ya sean preparaciones dulces o saladas, hasta obsequios materiales, como pueden ser figuras o frases en papel. Cualquiera sea el caso, hoy queremos contarte el origen de esta tradición navideña.

La idea de los calendarios de adviento se remonta al siglo XIX, en Alemania, donde muchas familias evangelistas colocaban una corona de muérdago con cuatro velas y encendían una de ellas cada domingo anterior a la navidad.

También se pintaban en la puerta de la casa o en alguna pared, con tiza, unas 24 rayitas, reflejando los días previos a la festividad, y los niños borraban una rayita cada día hasta llegar a la Nochebuena.

Ya en el año 1902 se imprimió el primer calendario de adviento en la librería protestante Friedrich Trümpler de Hamburgo. El mismo era un reloj de navidad con los números del 13 al 24. En 1903, el editor Gehard Lang comenzó a vender figuras navideñas con el fin de que los niños las recorten y las peguen en las casillas del calendario.

Luego, ya en los años 50, comenzaron a aparecer los calendarios de adviento con sorpresas dentro, como los chocolates, que fueron un auge en ese momento y se volvió un producto muy popular.

Ya en la actualidad, podemos encontrar una gran variedad de calendarios con diferentes productos dentro de él que sorprenden y divierten a los más pequeños de la casa.

Calendario de adviento Kinder

No caben dudas de que el chocolate es la golosina preferida de los chicos, y no tan chicos. En especial por la versatilidad que lo destaca. Bombones, tabletas, obleas, baños de chocolate, pasteles o mousse entre otras tantas variedades.

Pero si hay uno que destaca y gana en favoritismo, es el chocolate Kinder. Y tanto es así, que esta marca desde el principio se ha inventado para niños y, por ello, desde entonces ha ofrecido exquisitas recetas, y ahora en porciones infantiles. 

Imagina que se combinó el chocolate favorito de los más pequeños con la tradición navideña más divertida. Está claro que no puede faltar en ningún hogar, por ello aquí presentamos los diferentes calendarios de adviento Kinder que se pueden encontrar en el mercado.

Kinder Mini

Este calendario es perfecto para los niños de la casa, ya que detrás de cada ventanita se esconde un mini chocolate kinder. Cada uno de ellos tiene un relleno lechoso cubierto con un fino baño de chocolate con leche. La caja trae 12 mini cereales Kinder y 12 mini chocolates.

Kinder happy moments

Aquí también se encontrarán chocolates minis, pero con una variedad diferente. Este calendario tiene forma de árbol y contiene en su interior 5 Kinder Bueno mini, 5 Kinder Country mini, 5 Kinder Chocolate mini, 5 Kinder Bueno White mini y 4 Kinder Schoko-Bons.

Kinder casita 3d

Esta casita 3d de Kinder es otra gran opción para llamar la atención de los más pequeños. En su interior se pueden encontrar 8 Kinder Chocolate, 2 Kinder Sorpresa, 2 Kinder figuritas, 6 Kinder Schoko-Bons y 6 Kinder Mini Eggs.

Kinder chalet

Sin dudas este es el calendario por excelencia de la marca. Con un histórica forma de chalet, destaca por sobre los demás. Contiene 3 Kinder Chocolate, 2 figuritas Kinder, 9 Kinder Schoko-Bons, 1 Kinder Sorpresa y 9 Kinder Mini Eggs.

Kinder Bueno

Por último, un clásico que no pasa de moda: el calendario de adviento Kinder bueno. Esta caja no contiene variedad, ya que los 24 son chocolates Kinder bueno minis envueltos de manera individual, pero viene con el extra de un Kinder Bueno de tamaño completo.

Calendario de adviento de Kinder casero

Calendario de adviento de Kinder casero

Llegó el momento de ponernos manos a la obra y preparar nuestra propia receta.

Receta bombones Kinder Bueno

Ingredientes

  • 4 barras de Kinder bueno o Kinder Maxi
  • 1 tableta de chocolate blanco

Preparación

Para preparar estos deliciosos bombones de Kinder bueno, el primero paso es derretir la tableta de chocolate blanco. Se puede hacer a baño maría o en el microondas. Una vez listo ese paso, coger las barras de Kinder bueno o Kinder maxi y partir en trozos para colocar en la licuadora.

Cuando estén licuadas las barras de Kinder, mezclar con el chocolate blanco derretido hasta que quede una preparación homogénea. Tomar un molde de bombones y, con la ayuda de una cuchara, colocar una cucharada de mezcla en cada hueco.

Cuando se llene todo el molde, llevar a la nevera por 3 horas. Se pueden decorar con baño de chocolate con leche y volver a enfriarlos. Ya están listos para disfrutar en tu calendario artesanal.

Ideal para envolverlos en papel aluminio y combinarlos con galletas príncipe de modo que cada día sea una sorpresa.

Ya te hemos dado todas las herramientas para que el 1 de diciembre no falte el calendario de adviento en cada casa. Se puede comprar uno ya hecho y si no, nunca está de más sacar el lado creativo y, con ayuda de los más pequeños de la casa, preparar un calendario de adviento artesanal, casero y delicioso.

Sharing is caring!