Sharing is caring!

¿Deseas tener una mascota en casa? Si tu respuesta es afirmativa, debes saber que tener un animal de compañía será una de las mejores decisiones que hayas tomado y si se trata de un gato, que además es adoptado, entonces es grandioso. Sin embargo, procura informarte bien antes de tomar cualquier decisión, no lo hagas con prisas. Un animal no se adopta por capricho, se trata de un ser vivo que merece nuestro respeto y atención. Por ello, es importante estar preparado. Si tienes dudas al respecto, aquí te explicamos todo lo que debes saber sobre gatos en adopción, así como los consejos para su atención y cuidado.

Incorporar un nuevo integrante a la familia siempre es motivo de celebración, pero cuando se adopta una mascota debes tener en cuenta muchos aspectos, tanto del propio animal, como de su nuevo hogar y de los miembros de la familia de la cual va a formar parte. Por ello, te explicaremos qué hacer para que este nuevo amigo se sienta agradado y que la relación animal-humano comience y se desarrolle de la mejor manera posible.

Cuando se toma la decisión de adoptar gatos, asumes el compromiso y la responsabilidad de hacer todo por su bienestar, criándolo y cuidándolo con productos para gatos de primera calidad. Elegir la opción adecuada es bastante complejo ante la diversidad de marcas y productos, pero puedes hacerlo más fácil solicitando muestras gratis de los mejores productos para ellos.

Qué necesita un gato en adopción

Tanto si llevas a casa a un gato adulto como a un gatito pequeño, sus necesidades y requerimientos serán muy parecidas. Infórmate aquí sobre todo lo que debes saber y prepárate para disfrutar de una mascota increíble. 

Lo primero al adoptar un gato es la visita al veterinario para que compruebes que todo está en orden y si es necesario, que sea vacunado y desparasitado, ya que si tienes otros animales en casa puede poner en riesgo su salud.

Igualmente, otro aspecto importante a consultar es el tema de la esterilización, puesto que te evitará el nacimiento de camadas no deseadas, así como prevendrá alteraciones de la convivencia que pueden darse durante el celo de los gatos, además de reducir patologías graves como tumoraciones. Por ello, los cuidados médicos preventivos regulares son sumamente importantes para garantizar que tu felino tenga una vida larga y saludable. 

Ahora bien, un gato, independientemente de su tamaño y raza, es un animal territorial al que le encanta tener organizado su espacio vital. Si quieres tenerlo agradado, hay cuatro espacios fundamentales dentro del hogar que deberás tener en cuenta: 

Comedor: es el espacio en casa destinado a su alimentación, provisto de un comedero y un bebedero. Es importante que sean lo suficientemente grandes para que se inclinen y se alimenten con comodidad. 

Dormitorio: se refiere a la zona de descanso, un lugar tranquilo y acogedor para dormir en su cama o ronronear plácidamente. 

Área de juegos: si no quieres que tus muebles o ropa se vean atacados, antes de adoptar un gato debes preparar un espacio lúdico donde pueda estar a sus anchas rodeado de juguetes. Te recomendamos incluir siempre un rascador.

Zona de aseo: es el espacio donde estará su arenero. Recuerda que los gatos son extremadamente aseados. Esta zona nunca deberá estar cerca de la comida, pero sí, a ser posible, en un lugar ventilado.

Así, es importante que tengas presente que llegará una mascota que será miembro de la familia, por ello ante la bienvenida del nuevo integrante es fundamental que todos estén al tanto para que su recibimiento sea positivo. Si tienes niños en casa u otras mascotas, debes saber que los gatos son cariñosos, pero a la vez son bastante independientes y no les gusta ser manipulados durante largos periodos de tiempo. 

Debes enseñar y educar tanto a los niños, como demás mascotas en casa, a jugar y tener una relación sana con el gato. Para ello, ten paciencia, ve introduciendo al nuevo integrante de la familia poco a poco, con mucho tacto. Te recomendamos contar con estrategias en la rutina diaria con diversos accesorios, alimentos y artículos para tu mascota, que te ayudarán a formar un relación armónica y duradera.

Cómo adoptar un gato

Si estás pensando en adoptar un gato, es importante que valores si realmente cuentas con la disposición, empatía y tiempo necesarios para convivir con una mascota. Independientemente del motivo que te lleve a tomar la decisión, tienes que saber que la relación con tu mascota debe ser para siempre, pues como cualquier ser vivo requiere cuidados, atención y tiempo que, obviamente, condicionarán tu ritmo y estilo de vida. 

Antes de adoptar un gato a través de amigos, protectoras o demás entidades sin ánimo de lucro, es necesario que te informes con detalle sobre la edad, raza, características y carácter del gatito o gato adulto, esto te permitirá entre otras cosas, acondicionar su entorno, para asegurarte de que el nuevo miembro encaje en su hogar. 

Cómo tener un gato y un perro juntos

Si anteriormente has tenido la oportunidad de convivir con mascotas, debes saber algunas cosas importantes, pero no olvides que, aunque la emoción por tener un nuevo animal de compañía en el hogar te supere, es necesario considerar ciertos detalles.

Al adoptar un gato, debes indagar acerca de su carácter, los felinos son amantes de la rutina por lo que la llegada a su nuevo hogar significa un verdadero cambio. Para el gato al principio todo será extraño y posiblemente lo haga mostrarse desconfiado y temeroso. Así, al adoptar un nuevo animal, si ya tienes mascotas, la mejor forma de acoger al nuevo miembro, es una presentación gradual con mucha paciencia. 

Debes saber que cada mascota tiene requerimientos y necesidades distintas; los perros y gatos son totalmente diferentes. Por ello, lo mejor es que cada uno reciba productos especialmente diseñados para su raza, estilo y tamaño.

Finalmente, una vez leído todo lo expuesto si continúas planteándote la posibilidad de adoptar un gato, debes saber que una mascota llenará de alegría tu hogar, no solo brindándote compañía, sino que, además, te divertirá con sus ocurrencias. 

Cuando se tiene un animal a cargo, convives creando vínculos con él, comienzas a comprender su fragilidad ante el mundo que le rodea. Tener una mascota repercute directamente en tu vida, ofreciéndote una relación enriquecedora, duradera y feliz.

Por último, un punto importante en la adaptación del gato al nuevo hogar será es que se tiene la creencia general de que los gatos más jóvenes se adaptan mejor que los adultos, pero esto no siempre ocurre así. Lo cierto es que la adaptabilidad de los gatos va en función de su carácter y entorno, independientemente de su edad. Debes saber que los gatos son seres activos por naturaleza, por tanto, los cachorros tienden a ser juguetones, traviesos e hiperactivos, mientras que los adultos, aunque son igual de juguetones, son más autónomos e independientes; conocer el carácter de tu animal de compañía te ayudará a entender mejor sus necesidades y atenciones. 

Sharing is caring!