Sharing is caring!

Los perros han acompañado a los seres humanos desde tiempos inmemoriales, asistiéndonos en la elaboración de tareas muy importantes y dedicándonos todo el amor desinteresado que tienen para dar. Bajo esta perspectiva, podríamos decir que ellos representan un elemento de primer orden como parte de la evolución de nuestra especie, pues no solo nos han ayudado a subsistir materialmente hablando como compañeros de caza en tiempos antiguos, sino que también han dotado nuestras vidas de color y alegría, lo que ha ayudado a que nuestras existencias sean mucho más gratas.

La dinámica del mundo actual ha permitido que nuestros amigos caninos compartan con nosotros los beneficios de vivir en un entorno civilizado, con la consecuente maximización del confort y la tranquilidad que este trae aparejado, asegurando que puedan vivir una vida más cómoda y duradera a nuestro lado. Tanto en los entornos rurales como urbanos del presente, el ser humano ha procurado la compañía de nuestros viejos amigos, a quienes hemos incluido como integrantes de nuestra familia, pues guardan con celo nuestro bienestar y seguridad y representan una fuente inagotable de cariño y vitalidad para cada día.

Por todo lo anterior, son muchas las personas que han optado por adoptar perros, de cualquier edad o tamaño, y por fortuna para ellos existe una gran cantidad de individuos e instituciones que nos ofrecen la posibilidad de hacernos con uno de estos compañeros, sin tener que pagar por ello. Sin embargo, resulta oportuno, en el marco de esta búsqueda, tomar una serie de precauciones para elegir de modo adecuado a los perros en adopción que nos llevaremos a casa pues esto resultará tan importante para nuestro bienestar y felicidad, como lo será para la felicidad de ellos. También deberemos saber cuáles son los mejores productos para perros para cada raza y tamaño.

A continuación, te planteamos un conjunto de sugerencias para que tomes la mejor decisión y consigas muestras gratis directas a casa.

¿Qué necesita un perro en adopción?

En primer lugar, los perros en adopción necesitan todo el amor y atención que puedas darles. Esto resulta sumamente importante pues desconocemos todos los posibles maltratos o carencias afectivas que pudieron haber vivido, antes de llegar al lugar de adopción. Debemos recordar que esos cuadrúpedos son seres sensibles que pueden experimentar traumas como producto de malas experiencias. Solo nuestros cuidados y consideraciones hacia ellos pueden hacer que nuestros perros superen ese tipo de carga y vivan una vida plena y feliz.

Si queremos adoptar a este tipo de animalito, también resulta imprescindible saber que deberemos armarnos de paciencia y comprensión durante su proceso de educación y adaptación al nuevo entorno y realidad. El período que transcurre entre que llevamos al perro a nuestra casa, hasta que este se adapta a las nuevas reglas y nuestra compañía, puede ser muy variable entre uno y otro. Deberemos entender que algunos de ellos, ya cuentan con conductas arraigadas, producto de sus experiencias previas; mientras que otros, por su corta edad, necesitarán que los eduquemos, partiendo desde cero. En ambos casos, tenemos que mantener una mente abierta y esperar el tiempo que sea necesario para que nuestros amigos perrunos confíen en nosotros y se adapten a nuestras necesidades.

Otro aspecto importante a ser tomado en consideración reside en que estamos en la obligación de otorgarles el tipo de alimentación adecuada para cada momento de sus vidas, así como atender a sus necesidades dietéticas particulares, si presentan algún tipo de condición de salud, temporal o permanente, que condicione la revisión de sus raciones o contenidos. Este aspecto es medular en el cuidado de nuestras mascotas, sean perros, gatos o cualquier otro.

Hay que considerar que, dependiendo del tamaño de sus razas y la cantidad de actividad física que realicen, pueden necesitar raciones más o menos cuantiosas. Además, cada fase de desarrollo del animal trae consigo distintos niveles de requerimientos de cantidad de energía (calorías) y nutrientes (grasas, carbohidratos, proteínas). También deberás garantizarles horarios fijos para que tomen sus alimentos, con la intención de evitar posibles daños en sus sistemas digestivos.

Durante los primeros días de estancia de los perros adoptados en nuestros hogares será imprescindible que les otorguemos las condiciones pertinentes para que puedan adaptarse a este nuevo entorno físico. Por ello, resulta una buena idea dotarlos de un espacio propio en el que puedan descansar y desarrollar sentido de pertenencia, otorgándoles cierto grado de intimidad. De igual modo, deberemos ubicar en dicha área un cuenco que contenga agua, para que puedan mantenerse hidratados. En el espacio reservado para ellos, deberemos ubicar sus camas, las cuales deberán ser lo suficientemente cómodas, como para evitar que decidan dormir sobre nuestros sofás o camas.

Por último, pero no menos relevante, debemos fijar un horario fijo para pasearlos, con la intención de que puedan satisfacer sus necesidades fisiológicas fuera de nuestro hogar y hacer algo de ejercicio, lo cual siempre les viene bien. Con eso estaremos ayudando a que mantengan su salud, sin perjuicio de las vacunas, los medicamentos y los complementos alimentarios que debemos otorgarles para que vivan más sanos.

Perros pequeños en adopción

Los perros pequeños en adopción son una excelente opción para ocupar espacios reducidos, como los que puede garantizar un piso de poco tamaño. Esto resulta obvio, en virtud del tamaño del perro, lo que no imposibilita que podamos adoptar uno de las mismas dimensiones para habitar en áreas más amplias.

Otro aspecto a considerar es que, en la medida en que el perro sea de un tamaño menor, va a requerir porciones más pequeñas de alimento. Esta característica, propia de estos tipos de raza, permite que sus potenciales dueños puedan ahorrar una cantidad significativa de dinero en la manutención de sus amigos cuadrúpedos, por lo que resulta una buena alternativa para aquellas personas que cuenten con un presupuesto ajustado. Si es tu caso, te recomendamos probar los productos gratis Affinity, con los que podrás garantizar la mejor dieta para tu mascota.

Mantener las condiciones higiénicas de nuestros amigos de talla mínima resulta sumamente sencillo, en primer lugar porque sus deposiciones no son tan abundantes como las de los de mayores tamaños, pero también porque resultan más fáciles de bañar y mantener limpios que otros tipos de perros.

Perros medianos en adopción

Los perros medianos requieren un conjunto de cuidados especiales para garantizar su felicidad y bienestar. Como regla general, deberemos contar con un presupuesto significativamente mayor que el que destinamos a la atención de los de menores envergaduras. Si bien la atención veterinaria y la aplicación de vacunas resultarían, prácticamente, igual de costosas que las de los perros pequeños, la diferencia se hace evidente en el apartado relativo a la alimentación.

Sobre este último aspecto, cabe destacar que, para mantener los niveles adecuados de nutrición de un cuadrúpedo de tamaño intermedio, podemos gastar 3 veces más en comparación con los animalitos sobre los que hablamos en la parte anterior.

Si bien estos perros pueden necesitar de áreas ostensiblemente más extensas, y a veces pueden resultar más difíciles de transportar, representan una gran ventaja con respecto a otros tipos de canes, ya que suelen ser más resistentes a las enfermedades y suelen soportar de mejor manera los efectos negativos de la vejez. Por otra parte, tienden a exhibir una gran inteligencia, por lo que resultan fáciles de educar y se adaptan rápidamente a los cambios que puedan presentarse en sus entornos vitales.

Perros grandes en adopción

Como ya imaginarás al haber llegado a este punto, la principal desventaja que tiene adoptar un perro grande tiene que ver con la necesidad de mayores espacios, costes de manutención más elevados y un mayor grado de dificultad a la hora de movilizarlos de un lugar a otro.  El principal aspecto en el que notamos el incremento de la inversión económica que debemos realizar es, nuevamente, en relación a la comida pues ellos pueden llegar a ingerir entre 500 y 900 gramos de comida húmeda o un peso similar de pienso al día.

Sin embargo, hay que destacar que adoptar este tipo de animales representa grandes alegrías para sus posibles dueños y tienen características que les otorgan ventajas con respecto a los de tamaños más reducidos. Un aspecto al que deberemos hacer mención en esta parte es que los perros de mayores tamaños cuentan con las personalidades más apacibles y dóciles de toda la especie. De igual modo, son sumamente inteligentes, por lo que aprenden con la mayor velocidad posible. Por último, cuentan con grandes capacidades para resguardar a las personas en general y, de modo específico, a aquellas que pueden presentar algún tipo de discapacidad. 

Como hemos visto más arriba, es importante conocer las cosas que debemos tomar en consideración antes de adoptar a un perro para que, tanto sus dueños como nuestros amigos cuadrúpedos, puedan vivir una vida tranquila, llena de camaradería y plena en salud. De igual modo, tenemos que considerar que cada raza de perro, así como cada uno de ellos, considerados individualmente, tienen necesidades y gustos propios, por lo que debemos adaptar los cuidados que les demos a esos aspectos específicos.

Criar a un perro y otorgarle las condiciones que permitan que crezca y se desarrolle según su propio potencial se asemeja más a un arte que a una ciencia estricta, pues en estos procesos no solo resulta imprescindible conocer a nuestras mascotas en profundidad, sino que, además, deberemos emplear nuestra creatividad a fondo para conseguir los mejores resultados.

Si consideras que llevar a cabo todos estos esfuerzos, que redundan en el bienestar de una mascota, resulta demasiado trabajoso o extenuante para ti, te pedimos encarecidamente que no adoptes a un perro, pues puedes causarle perjuicios mayores a los que posiblemente ya ha pasado en otros momentos de su vida. Si, en cambio, estás dispuesto a cumplir con todo lo que te hemos recomendado, te invitamos a abrirles las puertas de tu hogar y concederles un espacio como miembros de tu familia.

Sharing is caring!