Sharing is caring!

Si vas a tener un bebé, seguramente te estés planteando dudas respecto a los pañales: ¿cuánto me gastaré?, ¿es mejor utilizarlos de tela o pañales desechables? Es un tema importante, porque desde el momento en que nazca tu bebé deberá llevarlos durante al menos dos años.

Para tomar tu decisión, es importante que tengas en cuenta todos los factores que pueden hacer que te inclines por unos u otros. Nosotros te vamos a explicar cuáles son las principales características de cada uno, así como los pros y los contras para que tengas todos los datos que te permitan inclinarte por uno de ellos.

PAÑALES DESECHABLES

Empezamos hablando sobre el pañal más popular en la actualidad. Los pañales desechables tienen un diseño anatómico. Su parte exterior es de una película de polietileno, una especie de plástico delgado que evita que los líquidos salgan fuera del pañal y que a su vez es transpirable; una cubierta intermedia de celulosa, que se obtiene de la pulpa de la madera, y superabsorbente, un polímero que retiene hasta 500 veces su peso en agua; y un núcleo absorbente, en contacto con la piel del bebé, de un plástico tipo polipropileno fino que hace que la capa intermedia no llegue a estar en contacto con la piel. Además, cada marca incorporará diferentes elementos como el Aloe Vera, el aceite de almendra, la vitamina E, etc. que ayudarán a cuidar la piel de tu bebé.

 

VENTAJAS

Comodidad

– Al ser muy absorbentes, tu bebé se sentirá seco y limpio durante más tiempo.
– Son cómodos de usar, ya sea en casa o de paseo.
– Se cambian fácil y rápidamente, ya que el pañal usado se tira directamente a la basura.
– Hay muchas más marcas y tamaños donde elegir en comparación con los de tela.
– Ahorras tiempo, porque al ser desechables, no los tienes que lavar.

 

DESVENTAJAS

Cantidades

– Sólo se usa una vez, por lo que de media, cada bebé utilizará entre unos 2500 y 3000 pañales desechables al año.
– El gasto es mayor al tener que comprarlos con mucha frecuencia y no poder reutilizarlos, se calcula que es de al menos unos 700 a 1000 euros anuales.

Medio Ambiente

– No son biodegradables. Estos pañales pueden tardar hasta 500 años en biodegradarse, por lo que su huella en el medio ambiente es más que considerable si pensamos en los millones que se utilizan anualmente.
– Para su fabricación se utiliza mucha agua y plásticos provenientes del petróleo.
– Sólo en EE.UU. se talan alrededor de 250.000 árboles al año para conseguir la pulpa de madera que se utiliza en su interior.
– Para su fabricación se utiliza un 70% más de energía que en la de los de tela.

PAÑALES DE TELA

Normalmente están fabricados con algodón ecológico. Los puedes encontrar de varios sistemas: todo en uno, de dos piezas, etc. Se componen de una parte impermeable, elástica y transpirable que suele ser de poliéster y una parte interior absorbente de algodón, cáñamo o bambú que sirve para absorber los líquidos. Además, se puede utilizar un forro opcional que serviría para poder tirar las deposiciones directamente a la basura antes de poner el pañal a lavar.

VENTAJAS

Dinero

– Son más económicos porque aunque hay que hacer una inversión inicial, como suelen ser de talla única ya no tendréis que comprar más.
– Se calcula que puedes llegar a ahorrar unos 1000 euros respecto al uso de desechables.

Tiempo

– Los bebés suelen dejar de utilizar pañal antes con los de tela que con los desechables, ya que con éstos enseguida notan cuando se mojan y sienten la necesidad de ir al baño.

Durabilidad

– Si tienes pensado tener más de un hijo, podrás utilizarlos con los siguientes, lo que conlleva un gran ahorro.

Medio Ambiente

– Cuando se desechan, sólo tardan alrededor de un año en degradarse.

 

DESVENTAJAS

Dinero

– Requieren una inversión inicial de unos 500 euros (se recomienda comprar unos 20 o 25 en total).

Comodidad

– Al no tener los componentes super absorbentes de los pañales desechables, es necesario cambiarlos enseguida que se mojan.
– Son más engorrosos de utilizar fuera de casa porque una vez sucios hay que guardarlos en vez de simplemente tirarlos.
– Hay que preocuparse de lavarlos, tenderlos y esperar a que se sequen para volver a utilizarlos de nuevo.

Medio Ambiente

– Aunque en términos globales utilizan menos recursos que los desechables, también es cierto que las lavadoras y secadoras que se utilizan consumen recursos y energía.

 

Como veréis, ambas opciones tienen sus pros y sus contras. Como cada familia es distinta, sois vosotros los que debéis de considerar todos los aspectos que os hemos comentado y decidir qué opciones valoráis más para vuestra comodidad y la del bebé. En webs como Muestras a Casa, podréis conseguir muestras gratuitas de pañales que también os ayudarán a decidir.

 

pañales

Sharing is caring!