Sharing is caring!

¿Vas a ser madre? ¿Tienes pensado dar ese paso pero no sabes si podrás hacer frente a todos los gastos que conlleva el cuidado de un bebé?

No te preocupes, con este artículo intentaremos ayudarte para que tu bolsillo se resienta lo menos posible y la llegada de tu bebé os resulte más fácil.

CÓMO AHORRAR CON UN BEBÉ EN MUEBLES

Mientras esperamos la llegada del bebé solemos invertir mucho tiempo buscando muebles para su habitación (cuna, cambiador, bañera, cajonera…).
Como os podéis imaginar a estos muebles se les dará un uso relativamente corto y los tendréis que ir adaptando a la edad del bebé. Es una pena tener en casa esos muebles ocupando espacio, por lo que mucha gente decide venderlos. Existen diversas páginas web donde podrás encontrar muebles de segunda mano prácticamente nuevos por un precio mucho más económico que si los comprarais nuevos.

Además, tendréis muchas opciones donde elegir, por lo que podréis elegir el que más os guste, como si estuvierais comprando en una tienda normal.

ahorrar con un bebé
Otra opción es que compréis muebles modulables que se adapten al bebé para que no tengáis que cambiar toda la habitación según vaya creciendo el bebé. Os sugerimos que consultéis las opciones que ofrecen tiendas como Ikea y Conforama.

CÓMO AHORRAR CON UN BEBÉ EN ROPA

De la misma forma, existen muchas webs donde encontraréis ropa de segunda mano. Cuando son pequeños los niños crecen a un ritmo sorprendente cada día y cuando os deis cuenta la camisa o los pantalones que sólo les habéis puesto un par de veces se le habrá quedado pequeño (sin hablar de que seguramente habrá prendas que ni siquiera habréis estrenado).
¿Qué hacemos entonces? ¿Tiramos esa ropa? ¿La guardamos en un cajón? Para nosotros sin duda la mejor opción es revenderla. De este modo sacaréis partido en ambos casos: si sois vosotros los que vendéis la ropa ganaréis un dinero extra, y si sois los que la compráis conseguiréis prendas en perfecto estado a un precio muy económico. De esta manera podréis ahorrar con un bebé y su ropita.

Para facilitarnos esta opción, hay webs que ejercen de intermediarios y que nos ofrecen la tranquilidad de saber que lo que compremos a través de ellas habrá pasado por sus controles de calidad y que lo que adquiramos estará en un estado óptimo. Échale un vistazo a webs como Quiquilo y Percentil.

CÓMO AHORRAR CON UN BEBÉ CON MUESTRAS

Otra buena forma de ahorrar es consiguiendo muestras gratuitas para bebés de las mejores marcas especializadas en productos para bebé. A las marcas les interesa dar a conocer sus productos, por lo que no te resultará nada complicado dar con estas promociones. Las muestras gratis como las que encontraréis en Muestras a Casa os permitirán ahorrar, pero lo más importante es que además podréis probar los productos gratuitamente, lo que os servirá para decidir si lo que habéis probado os gusta o preferís seguir probando otras opciones hasta dar con la marca o el producto que satisfaga vuestras necesidades.

Por otro lado, existen webs y revistas como Mi bebé y yo donde además de consejos podréis obtener cupones de descuento que también os permitirán conseguir productos a un precio menor. Aunque a priori el descuento que encontréis os pueda parecer escaso, no dudéis en utilizarlo, ya que os supondrá un importante ahorro a medio y largo plazo.

CÓMO AHORRAR CON UN BEBÉ CON OFERTAS

Aunque personalmente nos gusta comprar en tiendas de barrio, no podemos negar que a veces podemos encontrar ofertas en las grandes superficies que realmente merecen la pena. En supermercados como Carrefour o Hipercor suelen aparecer ofertas de 3×2 o de -70% la segunda unidad entre otras que nos permitirán ahorrarnos una gran cantidad de dinero. Conviene que calculemos la cantidad que consumiremos de pañales, toallitas, etc. durante unas semanas o incluso unos meses y comprarlo.

Eso sí, tened en cuenta el espacio de almacenaje del que disponéis en casa. Este tipo de ofertas suelen aplicarse a productos de marcas conocidas, por lo que si eres una amante de este tipo de productos esta es tu mejor opción.

CÓMO AHORRAR CON UN BEBÉ CON MARCAS BLANCAS

Del mismo modo, podemos ahorrar recurriendo a productos de marca blanca. Pañales, toallitas, jabones… Todos los productos pasan controles de calidad para garantizar que son aptos para tu bebé, así que no te obsesiones en comprar exclusivamente productos de marcas conocidas. Recuerda que si las conoces es porque dichas marcas invierten en publicidad cuyo coste repercute en el precio final que pagas por ese producto. Eso no significa que la calidad de estas marcas no sea buena, sino que puedes encontrar productos similares de marca blanca por un precio inferior y con todas las garantías.

Como ejemplo, seguramente conozcáis la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU). Dicha asociación realiza periódicamente análisis objetivos e independientes de productos de diferentes categorías y en muchos de esos análisis las marcas blancas ganan o igualan en calidad a las que todos conocemos. Con lo cual esta es otra muestra fiable de que comprar marcas blancas no significa necesariamente renunciar a la calidad. No obstante, siempre es conveniente probar antes de comprar grandes cantidades hasta que deis con la marca que más os convenza.

CÓMO AHORRAR CON UN BEBÉ EN PAÑALES Y TOALLITAS

¿Y si te dijéramos que tu bebé gastará una media de 5000 pañales durante sus dos primeros años? Evidentemente el gasto en pañales será uno de los más importantes que tendrás que afrontar. A parte de la opción de recurrir a marcas blancas, nuestra recomendación es que pruebes a utilizar pañales de tela. Hoy en día su diseño ha cambiado, y además de ser prácticos y fáciles de usar, existen diseños que a nosotros personalmente nos encantan. Aunque sí es cierto que su uso requiere un poco más de tiempo por tenerlos que lavar, estarás contribuyendo al medio ambiente y estarás ahorrando una cantidad de unos 1000 euros aproximadamente que podrás invertir en lo que tú prefieras o ahorrarlos para otra ocasión.
ahorrar con un bebé
En la misma línea que lo anterior, también podréis ahorrar bastante dinero si en vez de usar toallitas las sustituís por agua y jabón. Sólo necesitaréis una esponja suave y dos recipientes donde podáis poner agua limpia en uno y agua con emulsión sin jabón en el otro. No irritaréis el culete de vuestro bebé e incluso podréis limpiarles sólo con agua si cuando le cambiéis sólo se ha hecho pipí.

CÓMO AHORRAR CON UN BEBÉ EN ALIMENTACIÓN

En cuanto a la alimentación, os recomendamos que cuando sea posible los alimentéis de leche materna. Además de que lógicamente estaréis ahorrando, cada vez hay más estudios que demuestran que los bebés que se han alimentado de leche materna se benefician de:

  • un menor riesgo de alergias y enfermedades infecciosas,
  • menor riesgo de padecer obesidad,
  • menor riesgo de padecer cáncer, etc.

Si se puede, merece la pena, ¿verdad?

En cuanto empiecen a crecer, también os recomendamos que en vez de recurrir a los potitos intentéis prepararlos vosotras mismas en casa. La mejor comida siempre será la casera, ya que sabrás exactamente qué alimentos has utilizado, podrás ir probando recetas si ves que al peque no le acaba de gustar la que le has preparado y cómo no, ahorrarás. Piensa que no te tienes que pasar el día cocinando, si no que cada vez que prepares algo lo puedes hacer en cantidad suficiente como para congelar y poder recurrir al congelador cuando te haga falta. Frutas, verduras, pescado, carne, hay miles de recetas y posibilidades, si eres creativa, te encantará preparar comida para tu bebé y tendrás la tranquilidad de saber que tu bebé está creciendo con alimentos naturales 100%.

Como habéis visto, pensamos que si conseguís huir de lo establecido y de la mentalidad de comprarlo todo nuevo sin mirar precios, podréis ahorrar una cantidad considerable de dinero que os permitirá asumir la llegada del bebé con más tranquilidad para que sólo os tengáis que preocupar de ser felices con él.

 

Muestras gratis bebés

Sharing is caring!